Para construir un patrimonio personal tenemos dos alternativas tradicionales, y son, invertir en bienes raíces o invertir en Bolsa de Valores.

Como en todo negocio, buscaremos siempre:

  • Minimizar los riesgos
  • Conocer el mercado
  • Tener alternativas y flexibilidad para poder corregir sobre la marcha
  • Evitar mayores gastos y penalizaciones
  • Apalancarnos lo más que podamos
  • Maximizar el retorno de la inversión

Para una gran parte de la población que busca un alto y rápido rendimiento de su dinero, el Stock Market es como un canto de sirena que puede resultar atractivo.

Pero para muchas personas, que les gusta tocar lo que adquieren, controlar y ser responsable de sus aciertos como de sus errores, que son enemigos de las sorpresas, esta opción “no satisface las expectativas de inversión segura”.

Claro está que en el mercado de valores se ofrecen alternativas más conservadoras y sin riesgos, como los bonos del tesoro y los bonos municipales, por mencionar algunas, que tienen rendimientos bajos pero seguros.

También hay otros negocios de inversión que, a través de los años, hemos visto florecer, como la compra de oro o modelos de negocios piramidales, pero que en poco tiempo se han desvanecido.

O como los de hoy, tan de moda, por ejemplo, las crypto-monedas o las compañías de marihuana medicinal, por mencionar dos de los más recientes.

Invertir en Bolsa
                   Invertir en Bolsa

Nos gustaría compartirles un relato respecto a la decisión estratégica de Invertir en Bolsa vs Compra de casas

Poco tiempo después de haber emigrado a este país, con nuestra familia, tuvimos la suerte de conocer a nuestro mentor, muchas veces nuestro angel protector Mr. Robert, y su esposa, Mrs. Eleonor, a quienes recordamos con cariño e infinito agradecimiento y respeto.

Ellos pudieron construir en sus años maduros, después de retirarse, una sólida carpeta en bienes raíces.

 Siempre nos llamó la atención sus frugales costumbres de vida y de consumo, estilos que habían adquirido desde muy jóvenes. Nuestra curiosidad nos llevó a preguntarles cómo mantenían esos hábitos, a pesar de poseer bonanza económica.

La explicación que nos dieron fue de que de niños ellos vivieron con sus padres el histórico colapso de la bolsa de valores de 1929, donde sus acomodadas familias perdieron no sólo el fruto del esfuerzo de su trabajo sino también la herencia o legado que habían recibido de sus familias.

Todo se desvaneció frente a sus ojos en menos de tres días. Del marco de seguridad, sólo quedaron recuerdos, esto los marcó por siempre.

Pasados los años, ya con una sólida cartera de propiedades inmuebles e ingresos permanentes, decidieron comprar acciones e invertir en Bolsa.

Lamentablemente les tocó vivir el crack del 87 o el famoso Lunes Negro. Por suerte tenían gran parte de sus inversiones en bienes raíces, lo que les dio estabilidad y seguridad para sus últimos años.

Lo que aprendimos de nuestros amigos y mentores fue que los negocios especulativos eran solo eso, o peor aún, eran arenas movedizas.

Desde siempre hemos pensado que el Stock Market es muy complicado, por la falta de emoción, la falta de conocimiento y de contactos, demasiadas tablas estadísticas que analizar diariamente, asi como tambien la volatilidad del mercado y el grado de obsesión y stress del día a día en los mercados de cierre y apertura.

Invertir en Bolsa
Invertir en Bolsa

Además, por encima de todo lo anterior, hay que considerar la falta total de control. Hoy día nuestra opinión no ha cambiado un ápice.

La estrategia de comprar casas vs Invertir en Bolsa

Antes, también pensábamos que el negocio de bienes raíces era un negocio para retirados o personas adultas, veíamos que era muy lento, que le faltaba acción, que no tenía muchas opciones de crecimiento, desarrollo y expansión, que lejos de la realidad… qué equivocados estábamos.

Ahora no lo vemos como un modelo de negocio para retirarse, sino más bien como un negocio para obtener libertad financiera.

Cómo nos hubiese gustado ser instruidos y guiados, desde jóvenes, en el negocio de bienes raíces… cuánto esfuerzo y energía hubiéramos ahorrado.

En el negocio de bienes raíces hay muchos modelos y queremos exponerles este ejemplo para hacer dinero de una manera sólida y eficiente.

Cómo hacer dinero de una manera sólida a través de la compra de casas

Para comprar propiedades tenemos varios programas de financiamiento y hoy nos centraremos en el programa FHA que nos permite poder comprar con un 3.5% de down-payment una casa unifamiliar, un duplex, triplex o hasta cuadruplex.

Como condición, es obligatorio que vivamos mínimo un año en la propiedad que adquirimos.

En el caso de los duplex, triplex o cuadruplex también se debe vivir en una de las unidades por lo menos un año, pero se pueden rentar las otras unidades, lo cual es beneficioso, ya que los inquilinos estarán pagando mensualmente la cuota del préstamo.

En otras palabras alguien estará pagando por uno la vivienda dónde se esté viviendo.

No se trata de salir corriendo y comprar la primera propiedad multi-familiar que encontremos, es más, tenemos que ser cuidadosos, que los números den positivo, de escoger con pinzas, que la zona sea conveniente, la cercanía, el vecindario, etc.

Es un modelo de inversión inmobiliaria muy conveniente y provechoso porque permite tener un apalancamiento de 10 a 1 y después de 2 años se tienen las manos libres para repetir la fórmula y así sucesivamente.

Podemos seguir mostrando ventajas, de cómo esta inversión es tangible. No sólo podrás vivir en ella, el ingreso por la renta o alquiler subirá con el tiempo, protegido de la inflación. Se puede obtener rápidamente cash out en caso de una emergencia o imprevisto, lo que permite diversificar en otros portafolios financieros.

Esta inversión tendrá mínima volatilidad, y se puede depreciar contablemente desde el primer año, y a su vez se gana con la apreciación.

Todas las reparaciones y mejoras que se hagan se pueden deducir a fin de año.

No conocemos ningún otro modelo de inversión que tenga estas características y ventajas.

Nuestra recomendación final respecto a la estrategia de invertir en bienes raíces.

Primero, aprender nuevas habilidades para darle mantenimiento a la propiedad,
seguir el consejo de los expertos y leer sobre el tema.

Si este negocio permite una rentabilidad segura mes a mes, no habría razón para sacrificarla y vender la vaca que da leche, más bien trataríamos de replicar este modelo para tener más terneros.

Sin duda, este concepto de vida genera independencia financiera.

Algunos discreparán, y con cierta razón, al decir que no tienen tiempo ni ganas de atender inquilinos, nuestra respuesta es… organización y sabiduría para escoger bien.

Especialmente importante es dejarse asesorar por expertos en todo este proceso.

Hoy es fácil obtener la información y el conocimiento a través del internet para aminorar las fallas y así poder construir negocios más sólidos, gracias a las lecciones y aportes de quienes saben más y que han tenido experiencias buenas y malas de las cuales nos vamos a nutrir y aprender, ganando en certeza y seguridad.

Síguenos en Facebook: